GAYA Sinergia Constructiva

Interiores:


Empresa Aseguradora Global

GAYA participó como Contratista General en la adecuación de las oficinas corporativas de esta empresa. La obra representa uno de los proyectos más grandes que ha coordinado GAYA en 33 años, ya que consistió en la adecuación de interiores para las oficinas corporativas en 7 niveles y un sótano (pisos B2, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 14), con una extensión total de 14,652 m2.

El diseño arquitectónico, a cargo de VFO y WORK+, se basó en espacios amplios con colores neutros, y se cuidó especialmente cumplir con los estándares internacionales de la empresa. Cada piso cuenta con una estación de coffee break ambientada con decoración alusiva a lugares icónicos de la República Mexicana: la estación de Puebla, por ejemplo, simula la talavera, mientras que la de Taxco parece estar cubierta de plata.

GAYA fue seleccionada a través de un concurso para coordinar el proyecto, en el cual, en un principio se eligió a dos empresas para desarrollarlo en conjunto. Posteriormente la obra fue adjudicada en su totalidad a GAYA debido a los buenos resultados obtenidos en las primeras semanas de trabajo.

  • Sector:
    Seguros
  • Inicio:
    agosto 2018
  • Término:
    enero 2019
  • Ubicación:
    Ciudad de México
  • Superficie:
    14,652 m2
  • Arquitecto:
    VFO y WORK+

Los Retos

Por tratarse de un cliente internacional, la comunicación fue clave para el proyecto, ya que durante el desarrollo, GAYA, en sinergia con C&W y los despachos de arquitectura, tenía que estar en contacto de forma permanente con las oficinas de Nueva York, desde donde se tomaban las decisiones finales.

“La comunicación en este proyecto fue la clave para llegar a los resultados esperados”, comentó Patricia Araiza, gerente de proyecto por parte de GAYA. “Estábamos trabajando todos los pisos en paralelo, así que teníamos que coordinar a los equipos correspondientes para ajustarnos a los cambios que iban surgiendo y a la logística que éstos implicaban”, añadió. GAYA además fungió como aliado estratégico en la toma de decisiones del cliente, compartiendo alternativas para solucionar problemas y contingencias que surgieron durante la construcción

Tras 5 meses de trabajo, el resultado fue un espacio entregado en tiempo y forma, y un cliente estadounidense que se mostró sorprendido con la calidad de la mano de obra mexicana. “Es un proyecto del que me siento muy orgullosa, porque es el más grande en el que he participado,” comentó Araiza. “Fue un proyecto de retos importantes, que demandó un gran compromiso por parte de todos los involucrados; trabajamos hasta en Navidad y Año Nuevo, pero al final el resultado superó todas las expectativas”.