En el corazón de la colonia Tabacalera, a un costado del Monumento a la Revolución, se encuentra desde hace 90 años el Frontón México, un edificio emblemático de la Ciudad de México y digno representante del Art Déco, corriente arquitectónica que influyó fuertemente en la arquitectura mexicana en la segunda y tercera décadas del siglo XX.

Diseñado y construido por los arquitectos Teodoro Kunhardt y Joaquín Capilla, abrió sus puertas por primera vez en mayo de 1929, como la sede más importante del Jai Alai o pelota vasca en Latinoamérica. Con 4,000 m2 de construcción, el recinto cuenta con dos fachadas en pan coupé con el nombre del edificio grabado, planos sucesivos rectilíneos, distintos relieves y ventanas ochavadas. El frontis, o pared donde rebota la pelota en el juego, fue hecho con mármol sobrante del Palacio de Bellas Artes, lo que permite las grandes velocidades del esférico. El edificio poseía lo último en tendencias de arquitectura para la época, y llamaba la atención por sus altísimos muros, necesarios para las justas deportivas.

“El Palacio de Jai Alai”, como lo llamaban por su importancia, pronto se convirtió en punto de encuentro para los amantes del deporte y miembros de la élite citadina de la época, quienes realizaban apuestas millonarias. Era riguroso el acceso con atuendo de etiqueta, y albergó grandes sucesos como la despedida al poeta Pablo Neruda en 1943, y los Juegos Olímpicos de 1968. En 1996, el frontón fue cerrado luego de conflictos entre sus dueños y concesionarios.

El renacimiento del frontón

En 2015 comenzó la restauración a cargo de Moyao Arquitectos, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Bellas Artes, con el fin de conservar el valor histórico del edificio. Para ello se invirtieron 35 millones de pesos.

La intervención arquitectónica respetó la esencia principal del edificio, pero integró el inmueble con el contexto actual de la ciudad. La cancha, de 62m de largo, se convirtió en un elemento multifuncional gracias a las gradas retráctiles, y los acabados en paredes y cubierta mejoraron la acústica y el aislamiento térmico.

Actualmente, el recinto es un salón multiusos donde se llevan a cabo espectáculos con capacidad de hasta 4,200 personas. Cuenta con 17 suites para 15 personas, casino, un restaurante bar para 400 comensales, y un sky lounge con vista privilegiada al Monumento a la Revolución.

El pasado 30 de junio se llevó a cabo el cierre de temporada de Jai Alai 2019, en el que “El Rey” Goikoetxea y “El Campeonísimo” López resultaron ganadores de la liga premier, mientras que “Maestrito” Ochoa y Del Río vencieron en La liga Nacional. La temporada fue descrita por los conocedores como majestuosa y memorable.

 

Frontón México

Fotografía: frontonmexico.com.mx