Juan O’Gorman (Ciudad de México 1905 - 1982) es uno de los artistas mexicanos más completos del siglo XX. Altamente conocido por su trabajo plástico y sucesor de los grandes muralistas, O’Gorman también se desempeñó en la arquitectura y es considerado el primer funcionalista de nuestro país, movimiento arquitectónico que sostenía que la forma de los edificios sólo deben ser la expresión de su uso o función.

La pintura y las artes plásticas fueron parte de su vida desde pequeño y fue apoyado por su padre para desarrollarlas.

Estudió en la Facultad de Arquitectura de la UNAM entre 1921 y 1925, para después complementar sus conocimientos con estudios de Ingeniería. O’Gorman, inspirado por Le Corbusier, se preocupaba por la creación de una arquitectura que respondiera a las necesidades de su época, con el mínimo gasto y el máximo de utilidad: su lema era “mínimo esfuerzo y máxima eficacia”. Así, asumió los postulados de Le Corbusier y los plasmó mediante construcciones elevadas del suelo, fachadas libres, espacios interiores sin compartimentar y azoteas habitables. Sus obras se caracterizaban especialmente por el empleo de cemento armado, exteriores asimétricos y una constante búsqueda del aire y la luz.

Poco después, inspirado por su profesor José Villagrán García, evolucionó hacia el “nuevo barroco mexicano” y proyectó edificios enraizados en las iglesias coloniales y construcciones religiosas previas a la Revolución Méxicana.

Su legado

Construyó escuelas y casas-habitación, entre ellas la del gran pintor Diego Rivera en 1931. Realizó el proyecto de la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria entre 1949 y 1951, además de dirigir la obra y diseñar el gigantesco mural exterior que representa el desarrollo histórico de la cultura nacional (1952).

Entre 1944 y 1945 Diego Rivera diseñó el Anahuacalli, edificio pensado para preservar y exhibir una de las colecciones de piezas precolombinas más grandes de México, ubicado en la delegación Coyoacán. La construcción del recinto quedó completamente a cargo de O’Gorman en 1957, con la muerte de Rivera. Está inspirado en los teocallis o templos mexicas, por lo que fue construido a base de piedra volcánica para resaltar la riqueza prehispánica.

Juan O’Gorman fue acreedor del Premio Nacional de las Artes en 1972 por su aportación al arte, la pintura y la arquitectura mexicanas. Murió el 18 de enero de 1982 dejando un legado artístico invaluable para el pueblo mexicano y el mundo.

Anahuacalli

Museo Anahuacalli. Fotografía: Jessica Espinosa, Notimex

Casa Estudio Diego Rivera

Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Fotografía: estudiodiegorivera.inba.gob.mx