Dentro de la ciudad universitaria de Eskisehir, al noreste de Turquía, se encuentra el Museo de Arte Moderno Odunpazari, un recinto que alberga una gran colección de arte moderno y contemporáneo, y que abrió sus puertas al público el pasado mes de junio.

Con una superficie total de 4,500 m2, el museo fue fundado por el coleccionista y empresario Erol Tabanca, originario de la misma ciudad turca. El diseño, a cargo del reconocido arquitecto japonés Kengo Kuma, rinde homenaje a las casas históricas otomanas tradicionales de la región y a la historia de la ciudad como un próspero mercado maderero.

El proyecto se conforma de cajas de madera, de tamaños y alturas variados, apiladas y formadas con listones que se repiten tanto dentro como fuera del inmueble. El edificio se divide en tres pisos con amplios espacios de exhibición en la planta baja y salas más pequeñas en el nivel superior, diseñadas para la exposición de obras de arte más íntimas. Un atrio central iluminado por un tragaluz conecta los diferentes niveles permitiendo la entrada de la luz natural.

El museo se ubica en el barrio popular de Odunpazari (mercado de la madera, en turco), el cual se caracteriza por sus calles estrechas y sinuosas. Estas características fueron adaptadas al diseño del recinto para crear una arquitectura de escala urbana, respetando la tradición cultural del lugar.

Para la exposición inaugural se eligieron obras de diferentes artistas turcos, además de una retrospectiva de Tanabe Chikuunsai IV, un aclamado artista japonés. De igual forma, los visitantes pueden disfrutar de galerías permanentes, seminarios y talleres.

 Odunpazari

Fotografía: build-review.com